SALA 15

Esta zona se corresponde con el espacio institucional del Palacio Arzobispal. Abarca toda la planta que se creó en la ampliación promovida por el arzobispo Hernando de Aragón en el siglo XVI y con la que se regularizó el conjunto de edificios que fueron anexionándose a lo largo de los siglos, desde la conquista de Zaragoza en 1118.
Esta sala constituye una antesala al Salón del Trono que muestra en la parte superior de sus muros una galería oficial de retratos idealizados de los obispos de Zaragoza, realizada por el pintor aragonés Pablo Rabiella y Díez de Aux. Sobre la puerta que da acceso a la pasarela, pueden contemplarse los retratos individualizados de los primeros arzobispos de Zaragoza. En esta sala se muestran también obras del siglo XVIII realizadas por Francisco de Goya y artistas vinculados con él, destacando Francisco Bayeu y Luzán.

Esta zona se corresponde con el espacio institucional del Palacio Arzobispal. Abarca toda la planta que se creó en la ampliación promovida por el arzobispo Hernando de Aragón en el siglo XVI y con la que se regularizó el conjunto de edificios que fueron anexionándose a lo largo de los siglos, desde la conquista de Zaragoza en 1118.
Esta sala constituye una antesala al Salón del Trono que muestra en la parte superior de sus muros una galería oficial de retratos idealizados de los obispos de Zaragoza, realizada por el pintor aragonés Pablo Rabiella y Díez de Aux. Sobre la puerta que da acceso a la pasarela, pueden contemplarse los retratos individualizados de los primeros arzobispos de Zaragoza. En esta sala se muestran también obras del siglo XVIII realizadas por Francisco de Goya y artistas vinculados con él, destacando Francisco Bayeu y Luzán.

 

 

Francisco de Goya pintó el retrato del arzobispo Joaquín Company en 1800. Sobre un fondo oscuro emerge el personaje demostrando la gran maestría técnica del artista, y su capacidad para capturar la psicología de los retratados. La composición se complementa con su escudo y varios textos, como el contenido en el papel que sostiene con su mano derecha, en donde figura la firma del artista y la fecha de ejecución de la obra.

Francisco de Goya pintó el retrato del arzobispo Joaquín Company en 1800. Sobre un fondo oscuro emerge el personaje demostrando la gran maestría técnica del artista, y su capacidad para capturar la psicología de los retratados. La composición se complementa con su escudo y varios textos, como el contenido en el papel que sostiene con su mano derecha, en donde figura la firma del artista y la fecha de ejecución de la obra.

 

 

 

El sitial neogótico que preside la sala, fue empleado por el papa Juan Pablo II cuando vino en su visita apostólica en 1982 a Zaragoza. En aquel momento, residió en este palacio y por este motivo se conoce también esta sala como “Salón de Juan Pablo II”.

El sitial neogótico que preside la sala, fue empleado por el papa Juan Pablo II cuando vino en su visita apostólica en 1982 a Zaragoza. En aquel momento, residió en este palacio y por este motivo se conoce también esta sala como “Salón de Juan Pablo II”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies