“Pensar en Aragón sin pensar en la Virgen del Pilar no tiene ningún sentido”

DOMINGO BUESA, DIRECTOR DE ALMA MATER MUSEUM

¿Sabían que, antiguamente, lo que se veneraba de la Virgen del Pilar no era su imagen sino su Columna? Así fue hasta el milagro de Calanda (1637). ¿Y sabían que hay mantos perdidos que se han podido reconstruir gracias a un estudio histórico y geográfico? ¿Quieren conocerlos? Alma Mater Museum inaugura la exposición ‘La Sagrada Columna. El Pilar de Aragón’, una muestra indispensable para conocer el legado histórico, artístico y cultural de nuestra tierra.

“Si no sabemos de dónde venimos, es muy complicado saber a dónde vamos”. El historiador aragonés Domingo Buesa tiene claro que para conocer el presente hace falta remontarse a los orígenes. Por ello, como director de Alma Mater Museum –ambicioso proyecto cultural del Arzobispado de Zaragoza– sonríe ante la apertura de ‘La Sagrada Columna. El Pilar de Aragón’. Hablamos con él sobre esta nueva exposición temporal y el espacio que la alberga, un museo vanguardista por el que han pasado ya miles de visitantes.

Al alcance de todos. Se trata de una exposición didáctica, pedagógica y catequética. Didáctica porque enseña con claridad los aspectos fundamentales, pedagógica porque hemos dado todos los instrumentos para que se pueda aprender y trabajar con ella, y catequética porque pone en valor la dimensión espiritual de la devoción al Pilar y a la Virgen. En ella podemos conocer bien lo que nos afecta, lo que somos, lo que hemos sido y tener muy claro lo que nos queda de ese legado. La exposición se convierte en un espacio donde reflexionar sobre la identidad de nuestra tierra y donde poder sentirnos muy orgullosos de ser aragoneses.

Huella indeleble. La Virgen del Pilar está en la esencia de la identidad aragonesa y es fundamental para entender Aragón. Nuestras Cortes ya la declararon en el siglo XVII patrona del Reino, tampoco hay que olvidar que los cronistas de Aragón tuvieron un especial interés en estudiar la devoción y en hablar de su historia o que el ayuntamiento de la ciudad, desde el siglo XIII, tiene un especial interés en proteger a todas las personas que vienen aquí. Fernando el Católico, conocido en todos los reinos del mundo, hablaba de que en el suyo había una devoción muy importante a Virgen del Pilar. Pensar en Aragón sin pensar en ella no tiene ningún sentido.

María de Nazaret, en Zaragoza. ¿Por qué no pensar, como han hecho otros historiadores y canónigos, que María pudo estar físicamente con los apóstoles en Zaragoza, acompañándolos en ese recorrido de anuncio y expansión del mensaje de Cristo? María pudo estar aquí, evidentemente, y de esa presencia de María a orillas del Ebro queda la referencia del ‘Pilar’, la Sagrada Columna. Por lo tanto, es el elemento referencial, el más importante y el más antiguo para hablar de lo que significa el Pilar tanto espiritual como culturalmente.

Los mantos que ya no están. El año pasado hicimos una exposición sobre los mantos que cubren y adornan el Pilar. Faltaba algo: conocer el misterio de la Sagrada Columna y recalcar su carácter singular, su vinculación con el apóstol Santiago y con la Virgen María. Este hecho es el que explica que la imagen devocional de Nuestra Señora del Pilar haya estado siempre cubierta con mantos. Hasta el milagro de Calanda, la imagen de la Virgen estaba prácticamente cubierta. Estos mantos se han perdido físicamente, pero los hemos encontrado en pinturas esparcidas por todo Aragón. Las hemos ido rastreando a lo largo de toda la geografía y los hemos reconstruido. Vamos a ver a la Virgen como la veían los zaragozanos de los siglos XV, XVI y XVII.

Europa y sus raíces. El pasado se podrá ocultar pero no se podrá cambiar. El pasado está ahí y nosotros somos su resultado. Por lo tanto, debemos reflexionar sobre él y conocerlo. Los países europeos están en este momento en un proceso importante, hay que recuperar la identidad porque uno no puede ser generoso con los demás si no sabe muy bien dónde está y de dónde viene. Para ser generosos con otras personas que vengan de otros espacios del mundo tienes que tener muy claro dónde estás. No entiendo cómo en esta sociedad se puede ser muy proclive a otras religiones y hay que atacar a la religión católica. No me parece respetable.

Negación histórica. Esta referencia a los orígenes es algo que parecen olvidar algunas instituciones aragonesas, como la consejería de Educación, que recientemente ha vetado un curso  sobre la tradición pilarista, dirigido a la formación permanente de profesores. Negar y vetar lo que es la tradición pilarista es no entender nada de Aragón. Viene al caso una cita de Buñuel: “Yo soy ateo pero a la Virgen del Pilar no me la toquéis”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies