El arzobispo don Hernando de Aragón

Don Hernando de Aragón fue arzobispo de Zaragoza (1539-1575) y Virrey de Aragón (1566-1575). Nació el 25 de julio de 1498. Fue hijo del también arzobispo Alonso de Aragón (1478-1520) y Ana de Gurrea, y nieto de Fernando II “el Católico”. Entre sus hermanos, destacaron otro arzobispo zaragozano Juan II (1520-1530), Alonso, abad de Montearagón, y Juana, madre de san Francisco de Borja.

Retrato del arzobispo Hernando de Aragón (1539-1575) en la galería del salón del Trono del palacio arzobispal.

Retrato del arzobispo don Hernando de Aragón (1539-1575) en la galería del Salón del Trono del palacio arzobispal.

Hernando de Aragón pasó la niñez en la corte, junto con su abuelo, que le tenía un gran afecto, pero a los 24 años de edad decidió abandonar la corte e ingresar en un monasterio cisterciense, el monasterio de Piedra. En 1535, su primo el emperador Carlos V, lo nombró abad del monasterio de Veruela y años después diputado del reino. Tras la muerte del arzobispo Fadrique de Portugal (1532-1539), fue nombrado arzobispo de Zaragoza en 1539, gracias de nuevo a su primo Carlos V, respondiendo a la petición de los diputados de Aragón de que el próximo prelado fuese aragonés.

Durante el gobierno de don Hernando, la archidiócesis vivió una época de esplendor. No sólo cabe destacar la faceta histórica, religiosa, humanista y política de don Hernando, sino que además promovió importantes actuaciones artísticas en la catedral de San Salvador, la ampliación de monasterios, la fundación de la Cartuja del Aula Dei, aportó la idea de construir la Lonja de mercaderes y amplió el palacio arzobispal, entre otras acciones. En su residencia, se sabe que amplió el tramo del palacio orientado hacia el río Ebro, obra que ya había comenzado uno de sus predecesores, Juan II, y construyó una capilla a la moda de la época, en el renacimiento, además de un gran salón de ceremonias, conocido como “Salón dorado”, en la planta superior.

Falleció el 29 de enero de 1575. Su cuerpo permaneció durante varios días en la capilla renacentista del palacio arzobispal que él mismo había ordenado construir años atrás. Finalmente fue sepultado el 3 de febrero en una capilla de la catedral de San Salvador, junto con los restos de su madre. Esta capilla está realizada en alabastro tallado y dedicada a San Bernardo, santo impulsor de la orden del Císter.

daniel salvador

Bóvedas de la capilla construida a instancias de don Hernando de Aragón en el palacio arzobispal, hoy «Sala Identitas» del Alma Mater Museum.

 

Bibliografía:

BUESA CONDE, D., “La diócesis de Zaragoza. Aproximación a su historia”, en VV. AA., El espejo de nuestra historia [Zaragoza, San Juan de los Panetes, Lonja, Palacio Arzobispal, 5 octubre 1991 – 6 enero 1992], Zaragoza, Arzobispado de Zaragoza, 1991, pp. 29-65.

MIGUEL GARCÍA, I., “La reforma tridentina en Zaragoza: el pontificado de Hernando de Aragón (1539-1575)», en Buesa Conde, D. (coord.), Diócesis de Zaragoza. Ocho momentos de su historia, Zaragoza, Museo Diocesano de Zaragoza, 2014, pp. 161-183.

MIGUEL GARCÍA, I., “Hernando de Aragón y Gurrea (1539-1575). El último prelado de la Casa Real de Aragón”, en Buesa Conde, D. (coord.), Diócesis de Zaragoza. Seis personajes claves para su historia, Zaragoza, Museo Diocesano de Zaragoza, 2016, pp. 93-121.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies