Santa Tecla en el museo.

Hoy 23 de septiembre se celebra la festividad de santa Tecla, patrona de Tarragona.  Para aquellos que no la conozcáis, aquí os contamos su historia, que tiene miga…

Tecla era una joven que vivió en el siglo I en Iconio.  Provenía de una familia rica y estaba a punto de desposarse. Un día, san Pablo llegó a la ciudad y comenzó su predicación por esos lares. Tecla quedó maravillada por sus sermones y decidió seguirle en su predicación. Su prometido y su madre denunciaron a san Pablo por brujería y santa Tecla pagó con sus joyas al carcelero para que lo liberase. Y así comenzaron sus viajes predicando, pasando por Tarragona donde consiguieron muchas conversiones.  Más tarde se separaron y continuaron su misión por diferentes lugares.

La santa fue perseguida y sometida a varias torturas de las que salió indemne. Por ejemplo, fue sentenciada a morir en la hoguera pero las llamas no le hirieron y dañaron a sus verdugos. También fue sentenciada a ser devorada por leones quienes le lamieron las heridas. En fin, Santa Tecla se salvó de las distintas torturas y decidió retirarse a vivir en una cueva dedicándose a la oración hasta su vejez.

Detalle de la tabla gótica pintada por Tomás Giner, para decorar el retablo de la capilla del siglo XV del palacio arzobispal.

Detalle de la tabla gótica pintada por Tomás Giner, para decorar el retablo de la capilla del siglo XV del palacio arzobispal.

Pero la cosa no acaba aquí. Se enviaron a unos soldados a su cueva a apresarla de nuevo. Santa Tecla oró y la cueva se derrumbó quedando sólo al descubierto su brazo. En 1321 se traslada ese brazo hasta Tarragona, donde hoy se preserva en la catedral consagrada a ella.

Os dejamos con una representación de la santa que poseemos en el museo, perteneciente a una tabla gótica del siglo XV, realizada por Tomás Giner. Esta obra formaba parte del retablo que presidía la capilla del palacio arzobispal, promovida por el arzobispo Dalmau de Mur a mediados del siglo XV. Todavía podemos disfrutar de los restos de este espacio en el museo, pero para poder contemplar la predela de este retablo en directo, tenemos que trasladarnos al Museo de los Claustros, en Nueva York. Sobre cómo llegó hasta allí, hablaremos otro día. Hoy, os mostramos su imagen, en cuyos relieves aparecen representadas escenas de la protagonista de hoy, ya que la capilla mencionada estaba dedicada a Santa Tecla.

Predela del retablo de la capilla del siglo XV del palacio arzobispal de Zaragoza. Actualmente conservada en el Museo de los Claustros, en Nueva York.

Predela del retablo de la capilla del siglo XV del palacio arzobispal de Zaragoza. Actualmente conservada en el Museo de los Claustros, en Nueva York.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies