Domingo de Resurrección y la fruta de la pasión.

El Domingo de Resurrección también es llamado Domingo de Pasión, puesto que hoy es el día en que Cristo resucita después de su crucifixión.

Seguro que habéis oído hablar de la fruta de la pasión, que según dicen es una fruta afrodisíaca. La maracuyá, esta fruta tropical, es rica en vitamina C, proteínas y minerales y muy común en países latinoamericanos, y aunque su nombre dé a pensar que es un alimento afrodisíaco, en realidad no pertenece a esta categoría. El apelativo “fruta de la pasión”  es dado porque su flor recuerda a una corona de espinas,  además de que cuenta con cinco estambres que representarían los cinco estigmas (heridas en manos, pies, cabeza, costado y espalda), tres pistilos que corresponderían a los tres clavos de la cruz, y su color morado, presente en la mayoría de variedades de esta fruta, es muy típico de estas fechas.

RESURRECCIÓN 300 X 300

Hay otra curiosidad relacionada con este día, y es que el Domingo de Resurrección es el responsable de que los domingos se consideren festivos y de que sea el día de descanso semanal.  En los primeros siglos del cristianismo, este día era una fiesta clave del calendario litúrgico, y por ello se cambió el día dedicado a Dios y al descanso, del sábado (procedente de la palabra hebrea Sabbath) al domingo. En la religión judía, como no se reconoce la resurrección de Cristo, se sigue preservando el sábado como día festivo.

Para ilustrar el día, os mostramos una parte del salón de Pedro IV el Ceremonioso, en el que se exhiben tres góticas tablas de Miguel Ximénez, del siglo XV, una de ellas con la representación de la resurrección de Cristo.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies