Blasco de Grañén o el ‘Maestro de Lanaja’

Hoy os vamos a presentar a Blasco de Grañen, también conocido como el “Maestro de Lanaja”. Se le conoce así, porque de este modo lo apodaron los primeros estudiosos que se aproximaron al análisis de su obra. De hecho, es un artista bastante conocido. De él se sabe que se casó dos veces, la primera con Pascuala Agraz que debió pertenecer a una familia de la alta sociedad aragonesa, pues fue enterrada en el mismo lugar donde descansaban los hermanos de Pedro IV de Aragón, en el convento de San Francisco de Zaragoza.

blasco

Más allá de lo anecdótico, se sabe que tuvo un taller de pintura en Zaragoza en el cual trabajo desde 1422 hasta su muerte. Así, en este caso, treinta años dieron para mucho y nos dejó una obra bastante extensa, no solo como pintor propiamente dicho sino también como artesano. Entre retablo y retablo, realizaba elementos decorativos, como por ejemplo, los realizados para el antiguo Palacio de la Diputación del Reino, o en su cargo como pintor del rey, también elaboró distintas pinturas para Juan II de Aragón y su hijo Alfonso V.

Finalmente, fue nombrado pintor de la casa real por la fama que vivió en su momento. Aunque no sólo eso, como artista de retablos fue uno de los más destacados y realmente su obra es muy extensa. Unos 23 retablos documentados de los cuales solo se conservan completos cuatro. De ellos, en el MUDIZ podemos contemplar algunas de sus tablas, en concreto dos. Una donde podemos ver a San Miguel Arcángel y otra en la cual se representa a San Martín de Tours partiendo mitad de su capa. En el caso del detalle que os mostramos hoy, podéis ver a San Miguel Arcángel siguiendo la moda del siglo XV.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies