Isabel Guerra, una gran artista hiperrealista

Hoy os presentamos a Isabel Guerra, una gran artista contemporánea a la que quizá muchos conozcáis, pero, si no es así, os contaremos algo de su historia.

Ella es madrileña, aunque a los 23 años ingresó en el convento cisterciense del monasterio zaragozano de Santa Lucía. Desde niña se interesó por la pintura, por lo que comenzó a formarse de manera autodidacta, hasta convertirse en una pintora muy cotizada. Si habéis tenido la oportunidad de ver alguno de sus cuadros, seguro que os ha asombrado su estilo hiperrealista, pues sus obras hasta podrían confundirse con fotografías.

Se dedica especialmente al retrato y al bodegón, pero no sólo pinta al óleo, sino que también se interesa por la fotografía y la obra gráfica. En el MUDIZ se encuentran varios lienzos suyos, ya que ha pintado tres de los retratos de la gran galería que se encuentra en el salón principal, pero también puede contemplarse aquí una gran obra que se emplaza en la entrada al museo por el paseo Echegaray: Obertura para un museo.

Es la pieza que compartimos hoy con vosotros: una infografía impresa sobre una plancha de aluminio, con la que se pretende rendir homenaje al duro trabajo de restauración que tuvo lugar en la parte antigua del Palacio Arzobispal, donde hoy nos encontramos. Está concebida como un mosaico de imágenes, en el que pueden distinguirse algunas de las obras más importantes del museo, así como escenas del proceso de restauración.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies