NATALIO BAYO EN ALMA MATER MUSEUM

UN ESTILO ÚNICO

Natalio Bayo (Épila, 1945) es uno de los pintores aragoneses con una trayectoria más larga e intensa. Gracias al desarrollo de un lenguaje único y su constancia ha desarrollado un estilo propio en sus múltiples facetas, destacando  como  pintor, grabador e ilustrador,  hasta lograr un reconocido prestigio.

A la hora de buscar el motor que dirige este estilo genuino, considerando su propio testimonio, podemos hablar de la combinación del presenta y el pasado pasando por el filtro de la “sinceridad y honradez consigo mismo” y la “libertad para producir e intentar acertar en lo bueno y en lo malo”. Como resultado de todo ello encontramos en su obra un lenguaje expresivo que da vida a seres que oscilan entre lo real y lo fantástico, mezclando seres vivos reales con seres imaginados, la naturaleza orgánica con la inorgánica. Siempre destacando un sólido dominio del dibujo.

Natalio Bayo. 2010. Sanguina sobre papel. Dimensiones: 76 cm x 112 cm. Puede verse en el inicio de la planta 2 del museo.

         Su dominio del dibujo lo muestra en la “Piedad”, realizada en el año 2010 con sanguina sobre papel y  expuesta en la colección permanente de Alma Mater Museum. Retoma una de las representaciones con más arraigo en el arte cristiano, desde que se empezó a representar en la Baja Edad Media, y que muestra el dolor de la Virgen María como madre ante el cuerpo de su hijo sin vida. La imagen la muestra tradicionalmente sosteniendo a Cristo entre sus brazos, pero en esta representación Natalio Bayo va más allá, expresando el dolor desgarrador de una madre que flexiona su cuerpo por la pena tan intensa que siente desde sus entrañas ante el cuerpo de su hijo muerto, ocultando así su rostro.

En la composición juega con el espacio lleno y el vacío, enfatizando el dramatismo en el núcleo en el que convergen la Virgen con la mitad superior del cuerpo yacente de Jesús.

               SU TRAYECTORIA

Natalio Bayo (Épila, 1945) inició sus primero pasos en el mundo del arte trabajando a los dieciséis años en un taller de orfebrería. Desde ese momento y hasta que expuso en 1969 por primera vez en Zaragoza de forma individual,  su trayectoria le nutrió de recursos técnicos y expresivos muy diversos. Diseños de piezas de joyería, trabajos dentro del ámbito publicitario y la ilustración y diseños para estampaciones de tela, son algunos de los escenarios y proyectos que empezaron a modelar a este artista y a desarrollar su lenguaje expresivo único.

En su biografía artística encontramos  numerosas becas y premios que lo reafirman como un reconocido artista dentro y fuera de nuestras fronteras. Encontramos  obras suyas en numerosos museos y colecciones, destacando La Biblioteca Nacional,  Fundación ONCE, Academia Sueca, Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, el Museo de Zaragoza y Alma Mater Museum (Museo Diocesano de Zaragoza).

Decide decantarse por la pintura al recibir en 1970 el I Premio San Jorge de pintura de Zaragoza, pero no abandonará nunca sus facetas de ilustrador y grabador, conviviendo todas ellas, en ocasiones, en la misma obra.

  La estancia italiana que pudo hacer al recibir en 1971 la Beca de la dotación de Arte Castellblach, de Barcelona, le dejó una huella latente en su obra, con ecos del arte florentino. Lo vemos en obras como “Luna azul”, de 2008, con una composición en perfil que nos recuerda al artista quattrocentista Piero della Francesca. (Técnica mixta y collage, cartón 100 x 80 cm.

Entre sus obras como ilustrador, destaca el diseño e ilustración del libro “Bestiario Aragonés”, escrito por Antón Castro, publicado en 1992, y con el que ganó el premio del Ministerio de Cultura como libro mejor editado del año en el apartado de Bibliofilia.  A este premio le seguirán otros, siendo uno de los más recientes el Premio Aragón-Goya, en 2014, y en el año 2016,  el primer premio del Ministerio de Cultura, también en el apartado de Bibliofilia, por “Romeo y Julieta”.

Si observamos el conjunto de su obra, destaca por un amplio abanico de proyectos, desde exposiciones de pintura hasta ilustraciones de libros, resultado de la variedad técnica que maneja: grabado, acuarela, collage, óleo,  acrílicos, con técnicas puras o mixtas en diferentes soportes.  Con todo ello, estamos ante un artista que todavía tiene mucho que aportar gracias a su ingenio, su dominio técnico y su carácter crítico.

 

BIBLIOGRAFÍA:

BEAMONTE, L., BORRÁS, G., y BAYO, N., Catálogo de exposición Natalio Bayo. Obra sobre papel, Diputación Provincial de Zaragoza, Zaragoza, 2014.

BUESA, D. coord., Catálogo de exposición Natalio Bayo “La mirada del pintor”, Alma Mater Museum, Zaragoza, 2016.

JULIÁN O. coord., Natalio Bayo en el libro, Fundación CAI, Zaragoza, 2016.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies