El primer sitio de Zaragoza

En los primeros meses de 1808, la monarquía española entró en un periodo de crisis. El secretario del rey Carlos IV (1788-1808), Manuel Godoy, se habían convertido en un personaje muy impopular y los partidarios del príncipe heredero provocaron su caída tras el motín de Aranjuez, en marzo de 1808. Como consecuencia y en vista de los pocos partidarios que le quedaban, el monarca abdicó en su hijo, Fernando VII (marzo-mayo 1808, 1814-1833).

Batalla de recreación de los Sitios de Zaragoza en abril de 2018.

Batalla de recreación de los Sitios de Zaragoza en abril de 2018.

Napoleón tenía tropas en territorio español gracias al Tratado de Fontainebleau de 1807, en el que se otorgaba permiso para que las tropas francesas entrasen por los Pirineos de camino a Portugal, y aprovechó la situación de sus tropas y la inestabilidad política para ocupar Madrid días después del motín de Aranjuez. Habiendo tomado el poder, Napoleón obligó tanto a Fernando VII como a su padre, Carlos IV, a abdicar y ceder la corona a José Bonaparte, hermano del emperador. Tras el estallido del 2 de mayo en Madrid, toda España se había alzado en armas contra el invasor napoleónico, por lo que el ejército francés se vio obligado a ocupar militarmente las plazas más importantes.

El 15 de junio de 1808 las tropas del emperador llegaron a Zaragoza, enclave vital para el control del valle del Ebro. Las defensas de la ciudad se situaban en las puertas del Portillo, el Carmen y Santa Engracia, frente a una zona conocida como “las Eras del Rey”, una explanada donde se sitúa el actual Paseo María Agustín, y que dará nombre a la batalla de las Eras. El ejército francés consiguió penetrar en ciertos momentos, pero los rechazos de las distintas guarniciones frenaron sus ataques. En ese primer enfrentamiento, destacaron personajes como el sacerdote Santiago Sas y Agustina de Aragón que defendieron la puerta del Portillo.

Al final de la jornada, las tropas napoleónicas se retiraron y montaron su campamento, pero este día no fue sino el comienzo de una serie de batallas que durarían hasta el 14 de agosto, dando lugar al primer Sitio de Zaragoza.

Durante estos meses, el palacio arzobispal fue el Cuartel General de Palafox durante la mayor parte de los asedios. Desde su zona más alta, se podía divisar El Rabal, zona que cobró gran importancia durante el segundo Sitio. Para saber más sobre este episodio, os recomendamos visitar estos posts:
http://www.almamatermuseum.com/blog/2017/12/21/segundo-sitio-zaragoza/ 
http://www.almamatermuseum.com/blog/2018/02/09/segundo-sitio-zaragoza-2/

Palafox saludando a las tropas desde el balcón del palacio arzobispal (recreación de los Sitios de Zaragoza en abril de 2018).

Palafox saludando a las tropas desde el balcón del palacio arzobispal (recreación de los Sitios de Zaragoza en abril de 2018).

Bibliografía:

BUESA CONDE, D., “La diócesis de Zaragoza. Aproximación a su historia”, en VV. AA., El espejo de nuestra historia [Zaragoza, San Juan de los Panetes, Lonja, Palacio Arzobispal, 5 octubre 1991 – 6 enero 1992], Zaragoza, Arzobispado de Zaragoza, 1991, pp. 29-65.

BARNOSELL, G., “La Guerra de la Independencia como guerra religiosa: el ejemplo de los sitios de Zaragoza y Gerona”, Nuevo Mundo: Mundos Nuevos, 18 mayo 2010 [consulta online: http://journals.openedition.org/nuevomundo/59671].

CALVO MATURAN, A., “La revolución de los españoles en Aranjuez: el mito del 19 de marzo hasta la Constitución de Cádiz”, Cuadernos de Historia Moderna, nº XI, Madrid, Universidad Complutense, 2012, pp. 145-164

ESCRIBANO Bernal, F., “Así empezó todo: la Batalla de las Eras”, Revista Fundación Zaragoza 2008, nº1, junio 2004. [consulta online: www.asociacionlossitios.com/2008batallaeras.htm]



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies